Champions League: El Manchester confirma asistencia en la final al Barcelona (4-1)

Por Christian Díez (Especiales, Twitter)

El United no falló y cumplió con las expectativas. Sencilla victoria la conseguida por los pupilos de Sir Alex Ferguson en Old Trafford, donde no han perdido un solo partido en lo que llevamos de temporada.

Los ingleses reservaron efectivos y salieron al terreno de juego hasta con nueve cambios con respecto al once exhibido en Genselkirchen, pero ni con esas sufrieron. Los alemanes comenzaron fuertes, presionando arriba, pero la endeblez de la defensa germana se vio de nuevo reflejada en el abultado marcador conseguido por los locales.

La presión inicial del Schalke duró pocos minutos, los que necesitaron los ingleses para tocar el esférico a su antojo. El Manchester abría una y otra vez el campo buscando las entradas por banda de Valencia y Nani, lo que terminó por desgastar a la línea defensiva bávara que desde el primer minuto mostró síntomas de sufrimiento.

Los ingleses no salían del campo alemán y Raúl parecía un islote entre la zaga de los diablos rojos. Así, en el minuto 26 el ecuatoriano Valencia abría el marcador. Perdida de balón en el centro de Uchida que recupera el United y Gibson, aprovechando el desorden en la defensa germana, metía un balón en profundidad a Valencia que en el área no fallaba.

Los jugadores del Schalke en lugar de amilanarse intentaron reponerse, pero nada, un espejismo. Jurado tuvo una ocasión previa al segundo tanto inglés, pero su precipitado disparo desde la frontal se marchó desviado. Y con esas, llegó el segundo tanto local en el minuto 31. Cambio de tornas, Valencia asistía y Gibson marcaba. Fallo terrible de Neuer que echaba por la borda todo el mérito granjeado en la ida. El cancerbero de la selección alemana hacía aguas ante un fuerte disparo de Gibson y el balón, tras tocar en el guardameta, se alojaba en el fondo de la red.

Pero el Schlake no se rendía y así, cuatro minutos más tarde Jurado acortaba distancias. Nuevo fallo en defensa, pero ahora en el otro área. El gaditano, libre de marca, conseguía el tanto que maquilló el resultado con un increíble derechazo ante el que no podía hacer nada Van der Sar. Mero espejismo, la remontada se antojaba imposible. Así, un minuto después, Höwedes sacaba un balón bajo los palos que atestiguaba que el Manchester quería más.

La segunda mitad comenzó con la misma dinámica de la primera, presión de los germanos y control de los ingleses. El Manchester construía y el Schalke contemplaba. Con el paso de los minutos el equipo inglés dejó el balón a los teutones, pero sin mayor peligro. Los pupilos de Ferguson esperaban matar el partido a la contra, y así fue. En menos de cinco minutos Anderson anotaba dos tantos que dejaban roto el partido. El brasileño marcaba el tercero tras un nuevo desastre de la defensa del Schalke y el cuarto finalizando a placer una perfecta jugada de tiralíneas.

Con este resultado el Manchester certifica lo que todo el mundo presagiaba, la reedición de la final de hace dos campañas, Manchester-Barça. El encuentro tendrá lugar en tierras inglesas, en el nuevo estadio de Wembley el próximo 28 de mayo, con dos equipos que gustan de tocar el balón y que por méritos propios están donde están. Suerte a ambos y que gane el mejor.

Fuente: http://www.goal.com
Imágenes: Yahoo Noticias

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s