Zona Rosa: Gigantes 9, Rangers 0… Enorme paso

Baseball

gigantes vs rangers

La serie se pone 2-0 a favor de los Gigantes. Foto: AP

Trece años después de un memorable hit, Edgar Rentería conectó otro batazo inmenso y dejó a los Gigantes de San Francisco a mitad de camino de su primer campeonato de Serie Mundial desde que se mudaron al norte de California.

El colombiano Rentería sacudió un jonrón solitario por el jardín izquierdo en el quinto inning y agregó un sencillo productor de dos carreras en el octavo para que los Gigantes venciesen el jueves 9-0 a los Rangers de Texas en el segundo juego de la Serie Mundial.

La ofensiva de Rentería respaldó otra apertura magnífica del abridor de los Gigantes Matt Cain, quien libró un duelo de lanzadores con C.J. Wilson.

Fue un juego apretado hasta que entraron los relevistas de Texas, atroces en todos los sentidos. Con la complicidad de cuatro bases por bolas, San Francisco anotó siete veces en el octavo, todo después de dos outs.

Gracias a sus dos victorias en su estadio AT&T Park, San Francisco viaja a Texas arriba 2-0. La serie tendrá pausa el viernes y se reanudará el sábado en el Rangers Ballpark.

Una noche después de un juego que se definió 11-7, Cain y Wilson se enfrascaron en una vibrante pulseada colgando ceros en los primeros cuatro episodios, cosa que no se veía en una Serie Mundial desde 2005.

Pero la diferencia la puso Rentería con su primer jonrón en una Serie Mundial y sus primeras remolcadas en esta postemporada. Después de un out en el quinto, el campocorto desapareció una recta en cuenta de 0-1, dejándola en los asientos de la tribuna detrás del jardín izquierdo.

Rentería, octavo en el orden al bate, llevaba 53 turnos sin pegar un jonrón y desde el 27 de julio no lo hacía en San Francisco.

“Esto es algo muy lindo”, dijo Rentería, quien ahora a sus 35 años está en el ocaso de su carrera. “En 1997 más estaba pensando en jugar”

Cain sigue con una efectividad de 0.00 en tres aperturas de postemporada y estiró a 21 innings y un tercio su racha sin permitir carreras limpias.

Supo solventar su primer atolladero cuando Ian Kinsler abrió el quinto, con un batazo que rebotó sobre la base del muro de jardín central y picó dentro del terreno. Kinsler, sin embargo, se quedó estancado en la intermedia.

Los Rangers amenazaron en el sexto cuando Michael Young y Josh Hamilton conectaron sus primeros hits de la serie, ambos sencillos, y luego avanzaron con un lanzamiento descontrolado. Pero Nelson Cruz y Kinsler no supieron hacer nada, retirados mansamente con elevados.

Cain toleró cuatro hits con dos ponches, dos boletos, uno de los cuales fue intencional, y un pelotazo. El dominicano Guillermo Mota se encargó del noveno.

En el otro bando, el zurdo Wilson no se quedó atrás al cubrir seis entradas en las que permitió una carrera y tres hits. Ponchó a cuatro y concedió dos boletos.

Después de transferir a Cody Ross al abrir el séptimo, el manager Ron Washington sacó a Wilson al verse afectado por un ampolla en el dedo medio de su mano de lanzar. Darren Oliver vino en relevo y sacó a Aubrey Huff con una roleta por la inicial que permitió a Ross avanzar a la intermedia y terminó anotando gracias a un sencillo del dominicano Juan Uribe al jardín derecho.

Después de sacar los dos primeros outs del octavo con ponches, el relevo de Texas perdió la brújula. Buster Posey le conectó un sencillo a Darren O’Day. En secuencia, Derek Holland repartió tres boletos consecutivos y Mark Lowe concedió otro, forzando dos anotaciones.

Otro par entró con el sencillo de Rentería, dos más con un triple de Aaron Rowand y la novena con un doble del puertorriqueño Andrés Torres.

Los Gigantes no han conquistado una Serie Mundial desde 1954, cuando con Willie Mays y compañía estaban en Nueva York. El club se mudó a San Francisco en 1958 y en 2002 estuvo a seis outs de ganar la serie hasta que los Angelinos de Anaheim les remontaron.

Seguramente los Rangers están ansiosos de volver casa: siguen sin conocer la victoria en San Francisco, ahora con 11 derrotas en el estadio con vista a la bahía.

Por primera vez en esta postemporada, Texas se fue con las manos vacías como visitante. En las dos series anteriores salieron con dos victorias tanto en Tampa Bay como en Nueva York.

[MEDIOTIEMPO]